¿Qué es la educación anti-prejuicio?


Desde el punto de vista del desarrollo, los niños de tan solo seis meses de edad notan diferencias físicas como el color de la piel o las diferencias en el tono de voz. A los tres años, los niños hacen preguntas sobre similitudes y diferencias. 

Probablemente has escuchado a un niño llamar a cada animal de cuatro patas como un “perro”. Todos estamos expuestos a este tipo de mensajes, tanto cubierta como encubierta desde una edad muy temprana y algunos de estos mensajes transmiten mensajes inexactas y sesgadas. El propósito de la educación anti-prejuicio es abordar activamente esos mensajes, y ayudar a niños a formar ideas precisas sobre cultura, raza, habilidad, expresión de género y más. 

La educación anti-prejuicio proporciona las herramientas e información para notar los prejuicios del mundo, traer esos prejuicios a la luz y apoyarse uno a otro y a conceptos a si mismo. Lo hace a través de la exposición a diversas gentes, culturas y puntos de vista empezando con ellos mismos y trabajando gradualmente en su mundo. 

Como empezamos este desarrollo en el aula? 

Hay muchas maneras, pero lo más importante es asegurarnos que todos los niños se sientan representados en literatura, fotos, anuncios, mediante los visitantes que vienen al aula, y hasta a través de materias de arte y curitas.

Para quien es la educación Anti-Prejuicio?

Unos cuantos libros Anti-Prejuicio que tenemos en Growing Curiosity. 
Estos son algunos de los títulos en español que tenemos en nuestro aula.

Es para niños de color y niños con habilidades diferentes? Si, a través de una educación activa en contra de los prejuicios, los niños de color desarrollan un autoconcepto más saludable porque se ven representados y aprenden a cómo abordar la inequidad que perciben en su entorno. 

Es para niños blancos? Ninos sin discapacidades? Si, la educación anti-prejuicio ayuda a estos niños a sentirse cómodos con una diversidad de personas y habilidades y a valorar la cultura de los de más. 

Además, prepara a los niños blancos a reconocer injusticias y inequidad, porque para crear un mundo más amable, pacífico y justo, necesitamos a todos trabajando hacia la meta de eliminar prejuicios y los problemas sistémicos.

Es importante que niños vean a otros similares a ellos, hablando sobre las diferencias entre uno al otro también es importante.

“Las diferencias en sí mismas no crean el problema. Los niños aprenden los prejuicios del prejuicio, no del aprendizaje sobre la diversidad humana. Es la forma en que las personas responden a las diferencias lo que les enseña prejuicios y miedo”.

– Anti-bais Education for Young Children and Ourselves (p.4, Derman-Sparks & Edwards, 2010)